Frases de Belgrano para la Historia


El Prócer en sus propias palabras


Como una adhesión al bicentenario de su paso a la Casa de Nuestro Padre recopilamos algunas de las palabras del general Belgrano que nos muestran la grandeza de su pensamiento.

“Mucho me falta para ser un verdadero padre de la patria, me contentaría con ser un buen hijo de ella”. Tucumán, 10 de octubre de 1816.

“Nadie es más acreedor al título de ciudadano que el que sacrifica sus comodidades y expone su vida en defensa de la Patria”.

“No busco glorias sino la unión de los americanos y la prosperidad de la patria”. Salta, 1º de marzo de 1813.

“Siendo preciso enarbolar Bandera, y no teniéndola la mandé hacer blanca y celeste conforme a los colores de la escarapela nacional; espero que sea de la aprobación de V.E….” Rosario, 27 de febrero de 1812.

“Soldados de la Patria: En este punto hemos tenido la gloria de vestir la escarapela nacional que ha designado nuestro Excmo. Gobierno: en aquél, la batería de la Independencia, nuestras armas aumentarán las suyas; juremos vencer a nuestros enemigos interiores y exteriores y la América del Sud será el templo de la Independencia, de la unión y de la libertad. En fe de que así lo juráis, decid conmigo ¡Viva la Patria!”. Rosario, 27 de febrero de 1812.

“La vida es nada si la libertad se pierde”. Buenos Aires, 19 de enero de 1812.

“Jamás puedo mirar por glorias la efusión de sangre de mis hermanos”. Salta, 20 de febrero de 1813.

“Todos los Naturales de Misiones son libres, gozarán de sus propiedades, y podrán disponer de ellas, como mejor les acomode…”. Desde hoy los liberto del tributo; y a todos los Treinta Pueblos, y sus respectivas jurisdicciones los exceptúo de todo impuesto por el espacio de diez años”. Reglamento los Treinta Pueblos De Misiones. Tacuarí, 30 de diciembre de 1810. Reglamento los Treinta Pueblos De Misiones. Tacuarí, 30 de diciembre de 1810

“Se apoderaron de mí las ideas de libertad, igualdad, seguridad, propiedad, y sólo veía tiranos en los que se oponían a que el hombre, fuese donde fuese, no disfrutase de unos derechos que Dios y la naturaleza le habían concedido”.  Autobiografía, Primera Parte.
“El camino seguro de la libertad es la lucha por la libertad social”.

“Las banderas de nuestros enemigos son las que hasta ahora hemos usado […] ¡Abajo, Excelentísimo Señor, esas señales exteriores que para nada nos han servido y con las que parece que aún no hemos roto las cadenas de la esclavitud!”. Rosario, 27 de febrero de 1812.

“Soldados, hijos dignos de la Patria, camaradas míos: Dos años ha que por primera vez resonó en estas regiones el eco de la libertad, y él continúa propagándose hasta por las cavernas más recónditas de los Andes […] el 25 de Mayo será para siempre memorable en los anales de nuestra historia, y vosotros tendréis un motivo más de recordarlo, cuando en él por primera vez, veis la Bandera Nacional en mis manos, que ya os distingue de las demás Naciones del Globo”. Jujuy, 25 de mayo de 1812.

“Era preciso corresponder a la confianza del pueblo, y me contraje al desempeño de esta obligación, asegurando, como aseguro, a la faz del universo, que todas mis ideas cambiaron y ni una sola concedía a un objeto particular, por más que me interesase: el bien público estaba a todos instantes ante mi vista”. Autobiografía, Primera parte.

“El modo de contener los delitos y fomentar las virtudes es castigar al delincuente y proteger al inocente”. Salta, 5 de marzo de 1813.

“Ni la virtud ni los talentos tienen precio, ni pueden compensarse con dinero sin degradarlos”. Jujuy, 31 de marzo de 1813.

“Renuncio a mi sueldo de vocal de la Primera Junta de Gobierno porque mis principios así me lo exigen”. Buenos Aires, 15 de noviembre de 1811.

“Fundar escuelas es sembrar en las almas”. Memoria Consular del 15 de julio de 1796.

“Sin educación, en balde es cansarse, nunca seremos más que lo que desgraciadamente somos”. Tucumán, octubre de 1816.

“Un pueblo culto nunca puede ser esclavizado”.

Belgrano sugiere que salario del Maestro fuera equivalente a un juez de primera instancia y que en las principales ceremonias se le debía dar “asiento al maestro en cuerpo de Cabildo, reputándosele como Padre de la Patria” (artículo 8 del Reglamento para el establecimiento de las cuatro escuelas de Tarija, Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero). Jujuy, 25 de mayo de 1813.

“Nuestros patriotas están revestidos de pasiones, y en particular, la de la venganza; es preciso contenerla y pedir a Dios que la destierre, porque de no, esto es de nunca acabar y jamás veremos la tranquilidad”.

“Este país, que al parecer no reflexiona ni tiene conocimientos económicos, será sin comercio un país desgraciado, esterilizada su feracidad y holgando su industria”.

“La ciencia del comercio no se reduce a comprar por diez y vender por veinte; sus principios son más dignos, y la extensión que comprenden…”. Memoria Consular del 15 de julio de 1796.

“Existiendo el contrabando y con él el infernal monopolio, se reducirán las riquezas a unas cuantas manos que arrancan el jugo de la patria y la reducen a la miseria”.  Memoria Consular del 16 de junio de 1809.

“Todas las Naciones cultas se esmeran en que sus materias primeras no salgan de sus estados a manufacturarse, y todo su empeño es conseguir, no solo el darles nueva forma, sino aun atraer las del Extranjero para ejecutar lo mismo, y después vendérselas…” Memoria Consular del 14 de junio de 1802.


Comentarios

  1. ¿Buenas tardes todo bien? Soy brasileño, de Río de Janeiro y busco nuevos seguidores para mi blog. Los nuevos amigos también son bienvenidos, sin importar la distancia.

    https://viagenspelobrasilerio.blogspot.com/?m=1

    ResponderEliminar

Publicar un comentario